Venus atrapamoscas: Exuberancia y belleza

Siempre que pensamos en dar un toque diferente a nuestros espacios, por lo general buscamos esos elementos que sean únicos, diferentes, llamativos, que sean súper lindos y lo más importante, que se adapten a nuestras necesidades.

Una plantita que debes tener presenta al momento de pensar en decorar con un estilo salvaje y exuberante es la venus atrapamoscas. Reconocida por ser una planta carnívora, y no debes asustarte por esto ya que sus propiedades van mucho más allá… en este caso te recomendamos “no juzgar el libro por la portada”

La venus Atrapamoscas, o también conocida como Dionaea Muscipula, se caracteriza por su habilidad para atraer y atrapar insectos luego, activan unas encimas diseñadas para digerirlos, de ahí su condición de planta carnívora.

Poseen pequeñas trampas en forma de “ostra” que simulan unas florecitas con un color sumamente llamativo, por lo general un rosado muy fuerte y a veces rojo, que cautiva a los insectos y los lleva directamente a ellas. En sus bordes tienen unos filamentos que parecieran simular unos dientesitos que se engranan al momento en el que la trampa se cierra y estos impiden que el insecto escape. ¡Un beneficio! Estas plantitas son capaces de mantener tus espacios libres de esos pequeños bichitos que pueden llegar a ser molestos.

Las Dioneas no se siembran en tierra, sino se deben plantar en un medio llamado “Turba rubia” que tiene una consitencia muy parecida a un musgo y permite que las raíces de la planta se desarrollen correctamente y puedan absober la cantidad de agua necesaria. Si te preguntas por el riego, es muy secillo, para que tu planta esté siempre feliz, la turba debe estar sobreun pequeño charco de agua, ya que un ambiente húmedo es su ecosistema original.

NO OLVIDES que cada trampase puede cerrar hasta siete capturas efectivas antes de marchitarse, pero si el insecto es muy grande para el tamaño de la trampa que lo capturó, es muy probable que la esta muera rápidamente, aunque, una vez estas trampas cumplen con su ciclo de funcionalidad para la planta estos se oscurecen, y mueren. Cuando esto ocurre, debes retirarlas y con esto contribuyes a que la planta pueda volver a crecer más rápido y con mayor cantidad de nutrientes.

Es muy común que a medida que la planta crezca comience a salir un tallo con una flor, en este caso lo recomendable es que no dejes que florezca porque este proceso consume mucha energía en la planta y se puede llegar a morir. Te recomendamos cortar la flor desde la base y plantarla en la turba rubia, esto cumpliría la función de un hijo, lo cual se transformará en una nueva plantita.

Es importante que al momento de incluir estas plantitas en tu decoración tengas en cuenta una buena iluminación natural, ya que esta planta necesita de la luz del sol para poder desarrollar su esplendor, mientras más sol reciben más bonitas se ponen. ¿Dónde puedes ubicarlas? Puede ser cerca de una ventana grande o en alguna terraza ya que necesita al menos de 6 horas diarias de sol.

Recuerda también que estas plantas NO SON MASCOTAS, por lo tanto no debemos forzar su alimentación con los insectos ya que este proceso requiere de una gran cantidad de energía, solo con poner un insecto en una sola de las trampitas, la planta toma los nutientes y los distribuye para que se alimente en su totalidad. Un tip ganador: Puedes hacer esto cada 20 días e ir alternando entre trampas.

Como puedes ver, estas plantitas son de fácil cuidado y pueden llenar de belleza y de color cualquier espacio que desees, déjános tu comentario y dinos si tienes algún secreto para cuidar tus Venus atrapamoscas.

 

PARA MAS INFORMACION PUEDES VER EL SIGUIENTE VIDEO