Las plantas y su ciclo de vida.

Una plantita saludable siempre es símbolo de belleza, de admiración y es capaz de embellecer cualquier lugar donde la quieras poner, sin embargo no debes ponerte triste si tu plantita se empieza a marchitar pues este es un proceso natural y responde a prácticamente todas las especies.

Recuerda que las plantas son seres vivos y que dependiendo del entorno, de su origen y de las condiciones de ciudado ellas van a reaccionar y en el peor de los casos pueden morir. Tienes que tener claro que no todas las plantas son iguales, por eso debes informarte muy bien a la hora de comprar una planta y preguntar siempre además de la especie a la que pertenece un poquito sobre sus necesidades, estos detallitos pueden marcar la diferencia.

Si no puedes reproducir mínimamente su hábitat puedes elegir sin problema otra y de este modo garantizas que la plantita esté cómoda, bien sea en la terraza o en tus espacios interiores, la planta debería tener unas condiciones de sustrato, luz, humedad ambiental, temperatura y riego similar al lugar en donde vive de forma natural.

Pero ¿Qué pasa si tu planta no lo logra por si sola y se comienza a marchitar? No te aflijas, hay un par de cositas que puedes hacer para revivirla. Primero, con una palita, tenedor, o lo que tengas a mano, suelta un poco la tierra, puede ser que esté muy compacta y las raíces no puedan tomar el agua que necesiten. Es muy importante que hagas esto con cuidado de no romper las raíces

Después, puedes sumergir el sustrato por completo en agua y dejarlo ahí hasta que la tierra se humedezca en su totalidad.  Un par de horas deberían ser suficientes pero quizás hagan falta más tiempo si la planta es muy grande. La idea es dejarla hasta que no pueda absorber más agua y acto seguido saca la maceta y déjala en un platito para que escurra.

 ¿Un tip ganador? También puedes rociar las hojas con un atomizador o puedes humedecerlas con un paño limpio y húmedo.

¿Otro tip ganador? Muchas plantas de flor, cuando llegan al punto máximo de floración, comienzan a ponerse café, y muchas veces pensamos que se nos murieron. Pero no es así, esto pasa porque necesitan desharcerse de todo lo necesario para poder comenzar el ciclo de una nueva floración, es por esto que la planta deja de enviar energía a las hojas y tallos y concentra toda su energía en el bulbo (semilla del interior), ¿que hacer? Fácil, debes retirar todos las hojitas y tallos, cafés, cortar todas las ramas deterioradas, abonas la tierra, permite que le de mas aire y mas luz, y auque este es un proceso que lleva varios meses, estarás preparando tu plantita para que vuelva a hacer una floración espectacular.

Ahora sí, a esperar y a cruzar los dedos. Recuerda que debes darle tiempo para recuperarse, se tiene que hidratar de nuevo y eso no es automático. Si ves que pasan los días y la tierra se mantiene húmeda pero las hojas siguen tan secas como antes, entonces es hora de despedirse y dar lugar a un nuevo ejemplar.

También puede pasar el caso contrario y que tu plantita esté marchita porque la has regado demasiado y está ahogada, por eso es súper importante que al momento de comprarla preguntes bien los detalles acerca de períodos de riego, tolerancia a la luz, entre otros.

No olvides escribirnos, contarnos tu experiencia con el cuidado de las plantas y si tienes alguna duda o algún truco que quieras compartir con nosotros.