Cómo cuidar las plantas de interior

Si recién elegiste una plantica para darle algo de vida a un espacio, o recibiste una de regalo y aún no sabes cómo cuidarle, ¡no te preocupes!

En Amores de Colores te enseñaremos nuestros mejores trucos para mantener a tu plantica saludable, hermosa y feliz. Recuerda que son seres vivos, solamente necesitan paciencia y cariño. Sigue estas recomendaciones:

  1. Elige el lugar adecuado. Ten en cuenta la luz

Asegúrate que tu plantica reciba la luz del sol, esto es muy importante para que pueda crecer y tomar energía. Es mejor si la ubicas cerca de una ventana, sin embargo ten en cuenta el tipo de planta, si es de sombra, semisombra .

  1. Agüita en su justa medida.

El riego correcto de tu plantica es fundamental para que cereza sana y feliz, ni tanta agua como para ahogarla o dañarla, ni tan poca como para que se deshidrate, ten en cuenta nuestras recomendaciones de riego, aquí.

De igual manera no olvides que un cactus o una suculenta necesita menos riego que una plantas con hojas delgadas o flores. Plantas felices y saludables, dependen del correcto equilibrio en la humedad y los cuidados correctos.

  1. ¿Y si le salió un bichito?

Como todo ser vivo, una planta puede llegar a atraer plagas que intenten alimentarse de ellas, como insectos o parásitos, esto puede hacer que pierdan energía y que se lleguen a enfermar, claramente algunas plantas son más susceptibles que otras a estas problemáticas, así una plantica de hojas pequeñas puede ser propensa a los ácaros, mientras que otras plantas de interior pueden ser atacadas por moho e incluso algunos virus, aunque esto último es menos común.

Sin embargo, no olvides que si le das cuidados y amor a tus plantas, podrás ayudarla a conservar su salud por más tiempo. Si por algún motivo notas cambios en tu planta puedes llamarnos o escribimos y estaremos atentos a guiarte en los mejores remedios caseros o las mejores soluciones disponibles en el mercado.

Para elegir la matera correcta considera el tamaño de la planta, que le permita crecer y tener el drenaje adecuado para que el agua baje hasta sus raíces, si notas que las raíces se sobresalen mucho o que no tiene espacio para regarla adecuadamente, es momento de trasplantarla. Acá te enseñamos más.

Te recomendamos también poner un plato debajo de la matera para recoger el agua que drene cuando lo riegues, por favor trata de que el agua no quede encharcada en el plato, de lo contrario, las raíces se pudren y tu planta puede morir.