¿Cada cuánto debo regar MIS plantitas?

¡Nuestras plantas necesitan agua para vivir saludables y felices! ten en cuenta que la cantidad y periodicidad dependerá de varios factores, como el tipo de planta, e lugar donde decidas ubicar , la humedad y exposición a la luz solar, sin embargo ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Tip 1: Mantén uniforme la humedad

Es importante que la planta no vaya a quedar mojada por un lado y seca por el otro, esto lo puedes comprobar hundiendo un poco tu dedo sobre la tierra o sustrato de la planta. De todas maneras es importante tener en cuenta que si la tierra está seca antes de volver a regar, esto puede ayudar a las raíces a crecer.

Tip 2: Agua menos veces pero por más tiempo.

En las planticas de floración, una o dos veces por semana son suficientes: pero ten muy en cuenta que es mejor utilizar agua con menos frecuencia pero más a fondo, es decir aumentando el tiempo que dedicas a regar cada vez.

Tip 3: Agüita en la tarde o tempranito.

Escoge regar tus planticas preferiblemente al final de la tarde o bien a primera hora en la mañana, pues a esta hora hay menor evaporación que cuando el suelo está más caliente, además de esta manera las plantitas alcanzan a absorber mejor el agua antes del calor del otro día.

Tip 4: Hojitas secas son hojitas sanas

Recuerda que las hojas mojadas se pueden enfermar. Si quedan húmedas durante la noche, puede aparecer moho. Así mismo, las hojas húmedas al sol pueden desarrollar marcas de quemaduras.

Tip 5: La cantidad de agua es la clave

Atención, esto es muy importante, hay que tener en cuenta que suficiente agua debe llegar a las raíces. Si el agua es escasa, podría llegar a cubrir solo algunos centímetros superiores del suelo, y si las raíces no reciben la humedad no podrán absorber lo que necesitan, de manera que el riego no cumplirá su función

Tip 6: El agua siempre por partes.

Se necesitan algunos segundos para que la tierra pueda absorber el riego. Así que antes de desperdiciar, la técnica adecuada es: regar, esperar y repetir, las veces que sean necesarias para lograr que la planta pueda en realidad aprovechar el agua.

Tip 7: Distribuir el riego en diferentes puntos

Si riegas la plantica en el mismo punto únicamente crecerán las raíces por un solo lado, causando problemas con la absorción de nutrientes. Para evitar esto, riega con movimientos circulares y asegúrate de distribuir uniformemente el agua por tandas y en diferentes puntos

Tip 8: Agua sí, pero con ahorro

Tu plantita necesita cuidados, pero esto no quiere decir que debamos desperdiciar. Puedes optar por un sistema de riego con sensor de humedad, en especial para balcones o césped.

Tip 9: Dile no a los charquitos

No hay que exagerar, si aplicas demasiada agua y dejas que se formen charcos, esa agua no será absorbida y al contrario puede llegar a ahogar a tu plantica al impedirle tomar el oxígeno que necesita, además no lo olvides siempre que puedas ¡hay que ahorrar!

Tip 10: Un buen sustrato, que deje correr el agua

No es lo mismo usar cualquier tierra, que un sustrato con minerales de arcilla que puede retener más el agua y con mayor uniformidad. Ante la presencia de mucha humedad o si el clima es frío, hay que verificar que el sustrato permita que se drene el agua para evitar la proliferación de bacterias que puedan enfermar a tu plantita